¿Qué es violencia de género?

El 25 de noviembre se conmemora el día Internacional contra la violencia de género. Cuando se habla de la violencia de género, la primera referencia suele situarse en el número de mujeres muertas de manos de su pareja o expareja. Esta es probablemente una de las formas más atroces de la violencia hacia las mujeres, pero no la única.

violencia de genero1
El maltrato por parte de la pareja o expareja es solo una de las múltiples formas en las que se produce la violencia de género. Este maltrato su vez puede ser físico, psicológico, sexual, económico, social… y en la mayoría de los casos confluyen varios.
La violencia de género se define como “un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género que impacta de manera negativa su identidad y bienestar social, físico o psicológico”. Para ONU Mujeres, este tipo de violencia «se refiere a aquella dirigida contra una persona en razón del género que él o ella tiene así como de las expectativas sobre el rol que él o ella deba cumplir en una sociedad o cultura».
Galtung introduce el concepto de triángulo de la violencia para mostrar la dinámica de la generación de la violencia en conflictos sociales, como sucede en la violencia de género. Para Galtung, la violencia es como un iceberg, siendo la violencia visible solo una parte del conflicto.

Clasifica la violencia en tres tipos:
Violencia directa: aquella violencia visible, a través de la cual la persona sale dañada o herida física o mentalmente. En este tipo de violencia se inserta la paliza que un maltratador da a una mujer, el insulto, la humillación…
Violencia estructural: aquella que provoca que las realizaciones efectivas, somáticas y mentales, de los seres humanos estén por debajo de sus realizaciones potenciales. Hace referencia a la existencia de un conflicto entre dos o más grupos sociales en el que el reparto, acceso o posibilidad de uso de los recursos es resuelto sistemáticamente a favor de alguna de las partes y en perjuicio de las demás, debido a los mecanismos de estratificación social. Un ejemplo de violencia estructural sería la negación del derecho al aborto de la mujeres por parte de un determinado Estado.
Violencia cultural: Se trata de un amplísimo entramado de valores que asumimos continuamente a través del proceso de socialización, y que se refuerzan con las normas legales. Cumple la función de legitimar la violencia directa y estructural, así como de inhibir o reprimir la respuesta de quienes la sufren. El complejo escenario desde el que se inyecta el ideal de amor romántico a las mujeres es un ejemplo de violencia cultural que justifica otras formas de violencia hacia las mujeres.

10

Por su parte, Bourdieu introduce el concepto de violencia simbólica. Esta violencia se define como “a las formas de violencia no ejercidas directamente sobre las personas, es decir, mediante la acción física, sino a través de la imposición de roles sociales, estructuras mentales o categorías cognitivas”. Se trata de la interiorización y naturalización de las relaciones de poder desiguales y asimétricas, de manera que se convierten en incuestionables. De esta manera, la violencia simbólica va a determinar los límites dentro de los cuales es posible percibir y pensar. Por ello, la violencia simbólica es ejercida por todos y todas, siendo cómplices de ella, y desarrollándose a través de la publicidad, las letras de canciones, películas y series de televisión, novelas, revistas,…

violencia simbólica

Sin embargo, toda relación de poder incluye la posibilidad de resistencia. Desde los movimientos feministas se han ido creando múltiples respuestas a los diferentes modos de violencia de género desde largo tiempo, habiéndose multiplicado en los últimos tiempos con infinidad de proyectos que se crean desde las redes de Internet.

A continuación presentamos algunos ejemplos de proyectos que buscan romper, denunciar y responder a distintas formas de violencia de género:

El cazador cazado:

‘El cazador cazado’ es un proyecto que inició Alicia Murillo para denunciar el acoso machista callejero. En resumen, cuando un hombre le dice algo relativo a su físico cuando va por la calle, ella graba con el móvil el diálogo que mantiene con él, y lo cuelga en internet, intercalándolo con sus reflexiones sobre la tan normalizada práctica del “piropeo” y por qué ésta constituye una forma cotidiana de agresión sexista.

Proyecto Squatter:

Para repensar la publicidad y minimizar su influencia social, Proyecto Squatters nace como una resistencia simbólica que interviene avisos callejeros para dar “una respuesta creativa al monólogo del poder”.

 

Existen muchísimos más ¿Se te ocurre alguno…?.

Fuentes consultadas:

Bourdeau, P(2000): ” La dominación masculina”. Anagrama. Barcelona.
http://es.wikipedia.org/wiki/Tri%C3%A1ngulo_de_la_violencia
http://es.wikipedia.org/wiki/Violencia_de_g%C3%A9nero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s