Machismo Trashumante

Desde el planeta entregrietano cada vez vemos más claro el vínculo entre lo virtual y lo presencial, sobre todo porque encontramos símiles evidentes entre situaciones que se dan en ambos mundos, que se reflejan y complementan.

Insistimos: el mundo virtual no es más que el alter-ego del presencial, representa los mismos valores y reproduce las mismas violencias. Si bien es cierto que ofrecen un espacio para construir nuevas maneras de ser, de estar y de colaborar, también lo es que quienes dinamizamos esos espacios somos personas socializadas en contextos concretos y lo que volcamos en las redes es producto de esa socialización.

En el mundo presencial los machistas y agresores siempre cuentan con el apoyo de la estructura del que Bourdieu llamó “privilegio masculino”. Especialmente reconocido entre los Cuerpos de Seguridad (y Represión) del Estado, también cuenta con simpatizantes en cualquier espacio colectivo (calles, autobuses…) y de participación ciudadana (desde la clásica asociación de vecinxs hasta los movimientos sociales más “alternativos”), y por supuesto en las propias estructuras de los modernos estados-nación, sustentados en valores neoliberales, militares y patriarcales.

En el mundo virtual, son los llamados trolls los que acarrean con la responsabilidad de defender la estabilidad machista del mundo a base de amenazas, discursos maniqueos, invención de datos que los avalan y pensamientos que sentencian, como por ejemplo: “Las culpables del machismo sois vosotras (las feministas). Si dejarais las cosas como están, gracias a los cambios naturales de las nuevas generaciones, desaparecería solo poco a poco”. Dígannos que cuando leen este tipo de frases no esperan encontrar al final: “In nomine patris, et filii et spiritus sancti”.

Este tipo de ideas son difundidas en la red bajo la lógica de “si repites una cosa muchas veces, se convierte en verdad”, que no es más que la misma lógica que subyace al pensamiento patriarcal “el que la sigue la consigue”: refrán y mito de la cultura popular que sustenta el derecho al acoso en ambos mundos: el físico y el virtual.

Lo más indignante es que el discurso colectivo sigue aislando los ataques machistas como si fueran actos singulares producto de la cabecita trastornada de algún individuo, lo que da pie a caer rápidamente en el “no podemos generalizar”, #NotAllMen y blabla… Una vez más: NO SON ENFERMOS, SON HIJOS SANOS DEL PATRIARCADO. Gracias. Estábamos al borde de la úlcera si no lo soltábamos.

A continuación, compartimos algunos sucesos acontecidos que ilustran nuestra indignación ante esta especie de complicidad machista inter-mundos:

1º) #SiSucedioEnMalaga #Machismo en nuestras calles: historia verídica narrada en primera persona por una amiga malagueña, que vivió esta situación en pleno centro de la ciudad, el pasado 14 de Mayo (el texto lo hemos copiado de una publicación que realizó en su perfil de Facebook, denunciando el hecho):

“Hola, hoy un desconocido se ha visto con la potestad de intentar pegarme en mitad de la calle.

El mismo que ha visto conveniente perseguirme durante 15 minutos y estar al menos, 10 de ellos, soltando burradas mientras andaba pegado a mi nuca.

En el momento de pararme, girarme, y preguntarle qué: (1) de qué nos conocíamos y (2) quién coño era para faltarme el respeto de esa manera, él, en vez de soltar algún argumento estúpido e intentar justificarse de alguna estúpida manera, ha decido que lo pertinente era pegarme una hostia para así callarme (“al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”).

Yo era más alta y probablemente pesaba más que él, pero eso da igual, yo soy una mujer y él un hombre.

En ese momento una mujer se ha parado y le ha cogido del brazo mientras yo le gritaba.

Él, abochornado por el espectáculo (no por tratarme como un cacho de carne, y no, tampoco por intentar pegarme), se ha ido agachando la cabeza.

Queridos machos del mundo:

No necesitamos vuestro piropo

Tampoco vuestra mirada que nos desnuda

No quiero que nos saludes ni que nos sonrías, no nos conocemos de nada.

Antes nos sentíamos pequeñas, frágiles y vulnerables, a día de hoy tenemos mucha mala leche y mucha rabia acumulada.”

Lo peor de esta situación es que 9 de cada 10 veces, las mujeres sufrimos este tipo de ataques en SILENCIO porque tenemos incorporado el miedo (y con razón) a ser represaliadas, porque si el grado de violencia aumenta y resultamos agredidas, sabemos que la culpa será nuestra, que lo hemos provocado.

2º) La compañera de Especialista en Igualdad, quien por desgracia ya sufre habitualmente cyberataques y amenazas, que en ocasiones incluso han saltado de las redes al mundo presencial, ha vuelto a ser censurada por Facebook.

La historia se resume en: machi-troll denuncia su página, Facebook la cierra sin comprobar nada, ella denuncia lo ilícito de esta situación, y su página vuelve: ¿a ti te han escrito pidiéndote disculpas? Porque a ella tampoco.

Recomendamos este artículo de su blog en el que reflexiona sobre estas situaciones y ofrece un análisis más que acertado de esta convergencia inter-mundos: #Neomachistas: Adoquines 2.0

Nos despedimos con una frase suya, también extraída de su perfil: “Podréis matarnos, pero no nos detendréis”.

Ser Feminista

Afirmar “ser feminista” sigue dejando bocas abiertas a tu alrededor, y a veces en los foros más inesperados, movimientos sociales incluidos.

caricatura sufraguistas

Recientemente en una conversación que podría calificarse de barra de bar aunque sucedió en un salón cualquiera de una casa cualquiera, habitada por una pareja heterosexual amiga, unas diez personas de en torno a los 35 años iniciaron un debate de sábado noche en torno a la reforma de la ley del aborto propuesta por Alberto Ruiz Gallardón.

Tomo una cerveza y escucho.

Es curioso como los microgrupos actúan como reflejo del todo social en problemáticas con argumentarios tan rancios, pero a la vez arraigados en la cultura popular, como puede ser el derecho al aborto libre. He de decir que yo tampoco me suelo encontrar este tipo de opiniones tan extremas a menudo, pero el caso es que en esta ocasión un gran número de las opiniones “clásicas” estuvieron representadas, y eso sí, encarnadas en una única persona, un hombre.

– Es antinatural.

– Lo que no puede ser es que se coja por costumbre, como método anticonceptivo..blabla…

– Liberarlo es como decir “venga, todo el mundo a follar sin sentido que no hay problema!”…blabla…

– Una mujer nunca va a querer abortar…por naturaleza…es una presión hacia ella…blabla…

– Etcétera.

Tomo otra cerveza, sigo escuchando y empiezo a notar las miradas nerviosas de quienes me conocen más, cómo se van depositando sobre mí, mientras yo voy expresando corporalmente mi intención de hablar a continuación y me voy poniendo roja.

Cuando termina, y como toda la mesa ya esperaba, comienza mi speech que se prolonga durante casi diez minutos, en el que expongo muy tranquilamente (aunque moviendo mucho las manos, todo hay que decirlo) por qué es totalmente necesario que el aborto sea libre y gratuito, y que comienzo diciendo: “Pues mira yo, como ciudadana, como feminista y como mujer, pienso que…blablabla” (ahora no viene al caso detallar mi argumentario, a quien le interese, puede asomarse a la entrada anterior Derecho a decidir 🙂 ).

Al finalizar, me mira y me dice, con cara de sorprendido: “¿eres FEMINISTA?“. Y a partir de ahí la conversación se re-centra en que yo soy feminista, y en si ser o no ser.

Tomo otra cerveza y escucho. Estoy anonadada. Siento que no ha escuchado absolutamente nada de todo lo que he dicho acerca del aborto porque SOY FEMINISTA.

cuál es el problema...Por suerte, gracias a la rápida mediación del resto de contertuli@s, se desvía hacia otro tema que no tenía nada que ver, diluyéndose.

Continuamos tomando cervezas en grupo. No me vuelve a hablar. Yo tampoco.

¿Hasta cuándo decir FEMINISMO o FEMINISTA, y más aún si van a acompañadas del verbo “ser”, va a suscitar tanto debate?¿Tenemos que dar explicaciones? ¿Qué hacer ante las caras de asombro? ¿Cómo no sentirte estúpida porque algunas personas no entiendan que simplemente te posicionas en pro de la justicia social y de los derechos humanos?

“La pedagogía feminista es un conjunto de discursos, una práctica política y es también una manera específica de educar. Su especificidad consiste en echar una nueva mirada a propuestas político-pedagógicas emancipadoras y desde una postura ética filosófica y política denuncia su parcialidad y su androcentrismo, posicionándose críticamente ante el poder y la dominación masculinos, promoviendo la libertad y el fortalecimiento de las mujeres para construir de manera colectiva una sociedad más libre y democrática”

¿Alguna vez te has sentido de una forma similar o has presenciado alguna situación de este tipo? ¿Quieres compartirla?

¡Nos encantará!

Mujeres bajo sospecha

Mujeres-bajo-sospecha_fullLightbox“Mujeres bajo sospecha. Memoria y sexualidad 1930/1980”. Este es el título de la exposición comisariada por Raquel Osborne y María Rosón, que se encuentra ahora en la Biblioteca de Andalucía de Granada, y que pronto continuará su andadura con destino a Madrid.

A lo largo de su extenso recorrido, esta exposición  confronta las distintas situaciones  a las que se enfrentaron las mujeres, y especialmente en el ámbito de la sexualidad, desde 1930 a 1980, y además visibiliza las estrategias de resistencia y de oposición al orden establecido desde una sexualidad no normativizada.

Resulta emocionante, mientras paseas entre noticias, fotos y textos, poner caras, nombres y fechas a la genealogía de mujeres que han impulsado los cambios hacia la igualdad entre hombres y mujeres que hoy disfrutamos, a aquellas que fueron pioneras en un mundo aun más hostil de lo que lo es hoy para las mujeres y que con su resistencia fueron abriendo camino.

Nos permite conocer nombres de mujeres que, bajo el silencio de una historia androcéntrica, no hemos podido conocer y que con su actitud supusieron una auténtica revolución para la época, como Carlota O´Neill o Margarita Nelken. O descubrir que el primer Espacio cultural femenino fue el Lyceum Club, que se abrió en 1926 y del que participaba María de Maeztu.

carlota oneil

Carlota O´Neill

Los logros que las mujeres consiguieron en los años de la II República con su valentía, enfrentándose a las normas sociales imperantes, se hicieron añicos con la llegada del franquismo. La dictadura franquista vino a fulminar de una sentada, a través de sus distintos dispositivos represivos, los atisbos de liberación para las mujeres que surgieron a principios de los años 30.

Tras la guerra, delito y pecado conforman una unidad para las mujeres, y al terror en el ámbito político, se une el del ámbito moral. No es sino esta unión entre delito y pecado, que se estableció desde el nacionalcatolicismo, lo que puede justificar el retroceso que va a suponer la reforma de la ley del aborto que nos tiene preparada nuestro actual gobierno, desempolvando los dogmas de la etapa más oscura de nuestro país en los últimos tiempos.

Desde esta ideología, ser mujer es sinónimo de madre, esposa y ama de casa abnegada. La sección femenina se introduce en los cuerpos de las mujeres, imponiendo su modelo de cómo debe ser una mujer, desde una profunda contradicción, ya que las lideresas del movimiento no cumplían el destino establecido para las mujeres, siendo en muchos casos solteras y sin hijxs.

La maternidad se concibe como un servicio a la patria. También en esto recuerda a la reforma de la ley del aborto, de vueltas a la imposición de la maternidad obligatoria como destino para las mujeres.

Sin embargo, el control sobre los cuerpos tiene sus límites y la capacidad de agencia  de las personas se vislumbra desde las disidencias, estableciéndose espacios de resistencia y fórmulas creativas para burlar la normas sociales impuestas, como sucedía en el Paralelo barcelonés en los años 40 y 50.

A finales de los 60 llega el destape y los movimientos sociales, y entre ellos el feminismo, viniendo a desordenar el panorama social del franquismo. En 1980, un cartel desvela las reivindicaciones feministas en las que se centraron las manifestaciones del 8 de marzo de ese año: trabajo (remunerado) para todas, derecho al aborto, fin de las agresiones en la calle y en las casas.

En 2014 aun siguen pendientes…

…NOS VEMOS EN LAS CALLES!!

Premio Liebster Award para Entregrietas!

Desde Entregrietas queremos agradecer mucho muchísimo al blog Maleducadas, un blog de promoción de la literatura que escriben las mujeres de Galicia,así como de otros lugares, que nos hayan obsequiado con el Premio Liebster Award, cuyo objetivo es que los blogs se den a conocer unos a otros. Es decir, se trata de un reconocimiento entre blogs, algo que nos hace mucha ilusión.

liebster-award-logoEn Maleducadas podéis encontrar interesantes propuestas de lectura de libros escritos por mujeres, un completo directorio de literatura escrita por mujeres, librerías especializadas, editoriales, …y mucho humor! Y todo esto, entre otras muchas cosas, así que les invitamos a visitarlas.

A continuación pasamos a responder las preguntas que nos formulan como parte de la concesión del galardón:

1. ¿Cuál es el significado de la vida?

Pues para responder a esta pregunta se nos vienen a la cabeza precisamente algunas obras literarias que dan claves, o al menos, insinúan caminos. Se nos ocurre la poesía de Antonio Machado ” Caminante no hay camino” o la de Kavafis “Ítaca”. Las películas “El sentido de la vida” de Monty Piton o “El Mago de Oz”, musical mil veces versionado del que nos quedamos con la versión protagonizada por Judy Garland, también ofrecen planteamientos interesantes.

2. ¿Qué libro escrito por mujer no puede faltar en nuestra estantería?

Desde Entregrietas recomendamos muy encarecidamente ” El cuento de la criada” de Margaret Atwood. En realidad, recomendamos toda la bibliografía de ésta autora, pero este libro resulta especialmente interesante. Se trata de una distopía ambientada en nuestra sociedad actual y que se encuentra en plena vigencia ante el retroceso de derechos que estamos viviendo.

212362403. ¿Es verdad que l@s bloggers se divierten más?

No tenemos muy claro si se divierten más, pero sí damos fe de que se divierten mucho mientras bloggean y conocen y se relacionan con otros bloggers. Es una actividad que da placer, porque si no, siendo totalmente voluntaria y gratuita, difícilmente se haría tan alegremente. Además, es divertido re-crearte a través de la red y dar rienda suelta a tu “yo-cyborg”…¿no creen?
4. ¿Cuál es tu red social de referencia?

Pues Facebook es probablemente la red social más usada, que aunque no sea precisamente una referencia, nos permite conectarnos con el mundo. Entregrietas aún no tiene presencia en las redes sociales como tal porque dentro del equipo tenemos un pequeño-gran debate acerca de la gestión de éstas, y de qué supone mantenerte viva y activa dentro de ellas.

5. ¿Hay alguien ahí fuera?

Fuera seguro, pero ¿y dentro?

6. ¿Quién es la persona más famosa del mundo? ¿Tiene algo que ver con la literatura?

Nos has matao con esta pregunta! Teniendo en cuenta que mundos hay casi tantos como personas, o al menos, tantos como culturas, es bien difícil responder a esto…

¿Madonna? Ella desde luego no tiene nada que ver con el mundo literario aunque igual tiene algún libro por ahí y todo…

7. ¿Qué es el amor? Si eso es difícil de responder: ¿qué historia de amor literaria consideras la mejor?

El amor, desde luego, y como dice Marcela Lagarde, no es como nos lo contaron. El amor que merece la pena no es el amor romántico y esclavo que nos han vendido. Pero, ¿qué es? Pues si no existe uno universal habrá que inventárselo, y llenarlo de cosas que nos hagan sentir bien y ser mejores personas.

Este corto ilustra una buena respuesta.

Una historia de amor muy interesante es la que aparece en la pelicula “Harold y Maude”, por la ruptura de estereotipos que plantea. También tiene bastantes aspectos rescatables la relación amorosa entre Meryl Streep y Harrison Ford en “Memorias de África”. Literarias…no se nos vienen a la cabeza ahora mismo…  pero el vínculo que se da entre Albina y la Jaiba en ·”Albina y los hombres perro” de Jodorowsky, es para explorarlo…

8. ¿Cuál es el secreto para ganar un premio literario?

Pues no tenemos idea, porque de saberlo lo tendríamos. Pero creemos que tener pito da bastante ventaja.
9. ¿Las grandes escritoras mueren?

Eso esperamos, porque si no darían un poco de miedito. Sin embargo, su obra queda eternamente y está afectada por lo que Ítalo Calvino describe como el ser de los clásicos, caracterizados porque pueden ser releídos hasta el infinito porque en cada lectura se descubre algo nuevo en ellas.

10. ¿Cuánto tiempo van a vivir los blogs?

A nosotras, que nos gustan mucho, nos parece que han venido para quedarse un largo tiempo, así que: “Larga vida a los blogs”
11. Además de escribir un blog, ¿escribes textos de ficción?

Un parte del equipo escribe desde pequeñita como aficionada, aunque en muchos momentos ha sido y es, una gran pasión. Sin embargo, aun no se ha animado a publicar. Algún día lo hará. La otra, es más aficionada a re-crear ficciones a partir de realidades interpretadas dentro de su cabeza a modo teatro, más que a crearlas como tal.

Una vez respondidas las preguntas, os contamos las bases del premio.

Las bases del Premio Liebster Award consisten en:

– Dar las gracias al blog que te ha nominado y nombrarlo.
– Hacerte seguidor del mismo.
– Responder a las 11 preguntas que te plantea.
– Conceder 11 nominaciones a otros 11 blogs.
– Informar a los 11 blogs de que les has nominado.
– Plantear 11 preguntas para que tus nominados respondan.

Así que pasamos a desarrollar los tres últimos puntos. Las 11 nominaciones que proponemos desde Entregrietas son las siguientes:

1. Las princesas también friegan, blog de análisis y crítica cultural desde los feminismos y mucho más…

2. Modela tu placer, blog que tiene como objetivo despejar pequeñas/grandes dudas sobre sexualidad

3. Cinefagia de sociedades, análisis de cine y sociedad desde una perspectiva feminista.

4. Señoras que hablan de música,  blog colectivo sobre música hecha por mujeres, mujeres que hablan de música y crítica feminista de la cultura popular.

5. Namaluc, blog sobre creación artística, feminismo… y mucho más.

6. Órbita Diversa, blog sobre género, multiculturalidad, interculturalidad, queer, comunicación…mejor pincha y conoce a este diverso equipo.

7. Mujeres Imperfectas, emakume ez-perfektuak

8. Mariposas en la Tormenta, blog sobre Género, Poder e Identidad.

9. El arte de lo posible hoy, sobre andaduras artísticas, vivenciales y género

10. Te regalo la A, lugar de sensibilización sobre los diferentes aspectos que influyen en la igualdad y en la justicia social.

11. Los Monos Sabios, Asociación Educativa y Cultural que trabaja por el desarrollo de las competencias básicas para la vida.

¡¡Enhorabuena a todxs!!

Y ahora, las preguntas (no crean que van a escapar…advertimos que, aunque lo pueda parecer, no están hechas con mala intención y, sobre todo, esperamos que se diviertan mucho respondiendo) :

1. ¿Por qué  un blog y no una web?

2. Ser bloggers…¿es una moda?

3. ¿Cuáles son los aspectos más positivos de estar en las redes sociales?

4. ¿Y los más negativos?

5. ¿En qué ha cambiado tu vida desde que escribes un blog?

6. ¿Contribuyen los blogs feministas a cambiar la sociedad off line?

7. ¿Tienen las ciber-acciones (no solo feministas, sino de cualquier tipo) un referente en la realidad cotidiana?

8. Tienes que salir de excursión al monte y sólo 5 minutos para hacer la mochila ¿qué te llevas?

9. ¿Cuándo fue la última vez que te relajaste mirando un atardecer? ¿Dónde?

10. Además de escribir…¿qué otras artes practicas?

11. Lo sentimos pero no puede faltar: ¿qué es el amor?

Sobre fútbol, mujeres y anuncios publicitarios…

El pasado domingo se hacían eco de esta noticia la prensa deportiva (AS y SPORT) y algún que otro canal de noticias, como YAHOO

¿Qué ha pasado? ¿En qué estaban pensando l@s publicistas que idearon el anuncio? Y peor aún…¿por qué la cadena no lo retira?

Este hecho pone de relieve dos aspectos casi-dramáticos de la lucha por la igualdad en el mundo del deporte:

– la invisibilización de las mujeres en las prácticas deportivas en general, y más aún en los deportes de masas como el fútbol: ningún medio se ha molestado en profundizar en la noticia o posicionarse acerca de la idoneidad del anuncio, simplemente funcionan como voceros de “la polémica”, y algunos hasta aprovechan la coyuntura para recordarnos que podemos seguir la liga en la sección “deporte femenino” en esas mismas páginas,

– el caldo de cultivo para el neomachismo y los machismos 2.0 que suponen los foros de la prensa on line: solo con echar un vistazo a los comentarios que sobre la noticia se han hecho en las webs podemos constatar este hecho, porque están plagados de estereotipos y chistes machistas de los “socialmente permitidos”.

comentarios futbol¿Hasta cuándo? ¿Cuándo se integrará  de forma eficiente en la agenda política la necesidad de realizar el seguimiento y la eliminación del sexismo mediático?

Simplemente…BELLAS

Las características de nuestro orden social, a lo largo de la historia de un patriarcado legitimado, no han propiciado en absoluto la emergencia de la identidad femenina en tanto que las mujeres no somos “sujeto”, porque nuestra condición “social” (que aunque solo sea un constructo social, a efectos prácticos se asume como natural, y a veces hasta biológico) nos relega a una pasividad que sólo nos deja “ser” para los ojos de otras personas.

Obviamente, cuestionamos esta relación directa que se suele realizar entre belleza y delgadez, pero aún así resulta llamativo cómo el hecho de que una mujer se esfuerce en “ponerse guapa” haga que un hombre sienta inseguridad porque esto le hace afirmarse en que ella está con otro, sin contemplar la posibilidad de que el objetivo de estar guapa sea su propio bienestar.

En este sentido, las identidades femeninas quedan subsumidas a la feminidad, por la que entendemos: una serie de atributos relacionados con la imagen femenina, fraguados a partir de una reflexión acerca de cómo construirla de tal forma que impresionemos con éxito a las y los demás, ya que de nuestra imagen dependen en gran medida nuestras posibilidades de promoción social. De esta manera, podríamos decir que las mujeres no nos construímos, sino que nos adaptamos a unos cánones preexistentes.

Con la emergencia de los modos liberales burgueses, en el s.XVIII se institucionaliza la delgadez como signo de distinción, en detrimento de la anterior concepción, ahora propia de las clases bajas, que consideraba la gordura símbolo de abundancia y de riqueza. Las mujeres asumieron la delgadez como un atributo deseable, asociado a la belleza y a la juventud.

Antes, la menopausia era considerada el fin de la utilidad social de las mujeres en tanto que perdían todo interés reproductivo; pero a partir de ese momento lo harán con la vejez. Este cambio da paso a un modelo cuya finalidad era prolongar la belleza-juventud para continuar gustando a sus maridos y permanecer en el seno del matrimonio, vía para sobrevivir en la sociedad. Se produjo en ese momento un incremento en los cuidados estéticos que ha trascendido, redefiniéndose, hasta nuestros días.

Cabe señalar, que muchas de estas modas impuestas a las mujeres han sido y son perjudiciales para su salud: como los pies flor de loto, los tacones, los corsés del s.XIX, “la talla 38” o las dietas milagrosas acompañadas de fármacos que aumentan su efectividad.

Precisamente mediante la proliferación del espectáculo en torno al cuerpo femenino, nace la división sexual dentro de la feminidad, generando dos grandes grupos a los que adscribirse en función de las cualidades que se tengan para despertar deseo sexual entre los hombres:

1. Diosas sublimadas, eternamente delgadas, jóvenes y bellas, que están para ser admiradas y abundan en TV y vallas publicitarias:

2.  Mujeres de carne y hueso, materiales, heterogéneas, que tienen otras cualidades y  son poco visibles en los medios de información y comunicación:

Dentro de esta cosmovisión cultural acompañada de un sistema de consumo que es la base de nuestra estructura social, los mensajes publicitarios usan los estereotipos para instalarnos en un universo onírico al que accederemos tras la adquisición del producto anunciado (quienes conforman el grupo 2 disponen de este camino para llegar a formar parte del grupo 1).

La acción (anti)pedagógica del discurso publicitario queda visible en la incidencia de las modas en el colectivo social en general, pero sobre todo en las y los adolescentes, por lo que debería reflexionarse de una manera más intensa sobre el tema, sobre si es lícito o no que la industria publicitaria haga uso de determinados estereotipos sabiendo los efectos que produce entre la población.

La Publicidad asocia el triángulo Belleza-Delgadez-Juventud a la felicidad, al éxito, al placer… Nos hace creer que consumiendo cosmética selecta o determinados productos alimentarios y con esfuerzo, llegaremos a ser como  “la bella” que lo promociona, pero esa belleza no existe, también es un producto: creado a partir de una selección minuciosa, tratado dermatológicamente, además de los retoques digitales que se hacen a fotografías y vídeos.

Pero nos crean lazos afectivos con las imágenes porque la bella también es madre, o va a la playa, o hace cualquier cosa que nosotras podemos hacer. La consecuencia de todo esto es que estas prácticas de consumo se han convertido en una necesidad y en uno de los pilares de la feminidad occidental.

A todo esto hay que sumar dos hechos:

  • El sector cosmético es de los que más dinero invierte en publicidad, dirigiéndose hacia las mujeres que son sus principales receptoras, y asestando golpes bajos psicológicos en la herida abierta de la inseguridad física femenina. La publicidad se aprovecha, según Lipovetsky, de las inseguridades que el sistema crea, por ejemplo la dependencia de tener o no una buena imagen para optar a un puesto de trabajo determinado[1].
  • La moda deja paso a la MODA ABIERTA, ya no existe una indumentaria común sino una multiplicidad de modas y modos que perfilan nuevos códigos sociales porque, detrás de cada modelo estético se agazapa una conducta y una concepción del cuerpo, dominada por los sistemas de publicidad.

Ya en los 60, Betty Friedan denominó a este fenómeno “mercantilismo sobre mujeres”, y desde los feminismos se ha reaccionado contra este fenómeno enérgicamente durante las últimas décadas, de forma que a día de hoy podemos afirmar que se han logrado visibilizar tanto la heterogeneidad existente entre los cuerpos de las mujeres, como la opresión que supone la imposición de los modelos aquí descritos y los costes que puede tener para la salud el intento de alcanzarlos. Pero eso sí, no puede perderse de vista que lejos de conseguir los objetivos de control sobre los contenidos publicitarios y televisivos referidos a los cuerpos de las mujeres, esta práctica se ha extendido sobre los cuerpos de los hombres, sobre todo en los últimos 10 años.

En general, toda la variedad de ofertas (hay un producto casi para cada parte del cuerpo) solo sirve para lo mismo: para crear incomodidad, fomentando el deseo de ser otras, de ser iguales que las bellas porque en esa idea se fundamenta el éxito de esta gallina de los huevos de oro que es la industria cosmética.

Y para tí ¿qué es “ser bella”?


[1] En: L. Ventura:  La tiranía de la belleza. Ed. Plaza & Janés. Barcelona, 2000. [pp. 30]

Capacitación en género: del cambio personal al cambio social

Desde que se convocara la I Conferencia Mundial sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer en México D.F., coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, en 1975, con el objetivo de trasladar a la agenda política internacional que la discriminación contra la(s) mujer(es) seguía siendo un problema en buena parte del mundo, el “género” y “las mujeres” se han ido convirtiendo, respectivamente, en herramienta y destinatarias de numerosas acciones de desarrollo, tanto en el ámbito de la Cooperación Internacional como en el del Desarrollo Local.

mujer cuidando al mundo

Pero después de varias décadas en las que han proliferado tanto los estudios de género en los currículos académicos de las profesiones del Tercer Sector, como la necesidad de integrar al “género” en todo proyecto susceptible de ser financiado, los resultados generales, si le echamos un vistazo al panorama mundial, ponen de relieve el hecho de que la(s) posicion(es) de las mujeres no han mejorado como se esperaba, y que, por tanto, el enfoque de género no ha sido integrado adecuadamente en la práctica, sino que se ha quedado en el papel, en muchas ocasiones oculto bajo un epígrafe del proyecto etiquetado como acciones dirigidas a la mujer.

No integrar un enfoque de género concienzudamente pone de relieve dos aspectos:

1)    Las resistencias de quienes planifican a realizar un proceso de deconstrucción propio, personal.

En los entornos que podrían aglutinarse bajo “Occidente-Norte-Medio-Urbano” vivimos en una falacia de la igualdad sustentada en el hecho de que las mujeres hemos salido al mercado laboral y alcanzado cotas de igualdad formal muy altas. Este es el modelo que se transfiere a “Oriente-Sur-Medio-Rural””: les ilustramos para que sigan nuestros pasos.

Integrar un enfoque de género efectivo implicaría abordar las relaciones de poder, lo que nos situaría a su vez en la necesidad de reconocer que éstas también existen, y que han sido abordadas en forma pero no en fondo, por nuestro modelo ilustrado, blanco y burgués de “Igualdad”.

2)    Facilitar un empoderamiento real para las sociedades de “Oriente-Sur-Medio-Rural” supondría el fin de nuestro modelo de consumo.

Porque está basado en el Neocolonialismo: sólo si seguimos expoliando los recursos de otros lugares, humanos y naturales, podremos continuar viviendo en “Occidente-Norte-Medio-Urbano” tal y como vivimos hoy en día.

El enfoque de desarrollo que prima está centrado en la economía productiva, y este modelo es en sí contradictorio con el Enfoque de Género y los Derechos Humanos, porque no se puede favorecer la igualdad entre mujeres y hombres, sin garantizar la protección del medio ambiente, sin revisar los sistemas productivos que están devorando el planeta, combatir la obsolescencia programada y todos los residuos que genera; tampoco es posible “erradicar la pobreza extrema y el hambre” sin abogar por la soberanía alimentaria y la agroecología, ni cuestionar el sistema de agricultura intensiva mundial y el uso de fitosanitarios y pesticidas que envenenan, literalmente, la tierra, el agua, los alimentos, y los cuerpos de las personas que trabajan en este sector (según la FAO las mujeres producen entre el 60 y 80 % de los alimentos en los países en desarrollo, y la mitad de la producción mundial)

género y justicia socialEstos motivos conducen a pensar que es tarea de quienes nos profesionalizamos en este área de intervención, comprometernos no sólo a abordar las relaciones de poder patriarcales integrando adecuadamente un enfoque de género en nuestros proyectos, sino además, a hacerlo incorporando dos premisas.

Por un lado, debemos ser conscientes de que nosotras y nosotros pertenecemos a una sociedad patriarcal, y que trabajar en este ámbito no nos exime de los arquetipos culturales que nos instruyen en cómo ser mujeres y hombres.

Por otro, asumir constructivamente que dentro de las entidades a las que pertenecemos y que se encargan de implementar estos proyectos, las estructuras organizativas también pueden albergar relaciones de poder desiguales, para reconocerlas y trabajar para modificarlas.

En definitiva, si no nos lo creemos y actuamos para que el enfoque de género se integre en nuestra cotidianidad, ¿cómo lo haremos en el terreno laboral?

mafalda y mundo intercultural

*Artículo realizado para Almanara Consultoría Social y publicado por la Revista Digital SoyMujer